Duración de leer: 8 minutos, 718 palabras.
Traducción de Zusi Eil González

Switch to English

La luna de Saturno Encélado podría tener condiciones para la vida En un último hurra científico. La nave espacial Cassini ha detectado que el océano cubierto de hielo de la luna se encuentra expulsando hidrógeno.

La nave espacial Cassini orbitando alrededor de Saturno realizó un asombroso descubrimiento en la luna Encélado. En una serie de sobrevuelos cercanos a un chorro continuo de partículas heladas se encontró hidrógeno molecular ( H2 ). Dicho chorro, recibe el nombre de géiser y dispara las moléculas cientos de millas en el espacio desde las grietas de la superficie de la luna. El hidrógeno es una golosina para las posibles bacterias que podrían estar viviendo en el océano de la luna; además, indica que están ocurriendo activamente reacciones químicas entre el agua y las rocas del océano ¿Significa esto que hay vida? No ¿Significa que si la vida existiera, podría sobrevivir? Sí.

La pequeña luna de Saturno Encélado ha sorprendido a todos. Es una luna diminuta ( 310 millas de diámetro), se esperaba que fuera fría, un mundo inactivo. Después de un viaje de siete años, Cassini llegó a Saturno en el 2004. En el 2005, la nave espacial descubrió géiseres, en su mayoría de agua, saliendo vigorosamente del polo sur de la luna. Este fué un descubrimiento importante pues significaba que debajo de la capa de hielo descansaba un océano, como sucede en  Europa, una luna de Júpiter que es mucho más grande que Encélado. En la Tierra, dondequiera que encontremos agua, encontramos vida ¿Esto podría ser verdad más allá de nuestro planeta?

Generalmente hablando, para que la vida exista, se necesitan de unos pocos requerimientos. Se requiere de un solvente líquido, como el agua, energía de los alimentos y calor.  Probablemente, los géiseres son  impulsados por la energía de las mareas oceánicas que Saturno ejerce sobre la luna, debido a que éste la perturba mientras Encélado orbita el planeta.

El descubrimiento del hidrógeno es importante pues implica otra fuente de calor y alimentación. A pesar de que existen muchos caminos que podrían generar hidrógeno, el escenario más probable es que en Encélado esté ocurriendo un proceso conocido como “serpentinización”, donde ciertos tipos de rocas reaccionan con el agua, produciendo hidrógeno como consecuencia. El nombre de serpentinización se le da por la textura que desarrolla la roca, pues se termina pareciendo a la de “piel de serpiente”. Este proceso sucede en la Tierra, y se piensa que también ha ocurrido en Marte. De hecho, el sitio más famoso de serpentinización activa en la Tierra se llama “Lost City” y se encuentra una milla bajo el agua, cerca de la Dorsal Mesoatlántica ─Una cordillera montañosa subacuática, resultado de la apertura continua del Océano Atlántico─. Lo sorprendente de la serpentinización es que la reacción química produce energía térmica. Esta energía hace que las rocas se hinchen, creando grietas a través en las cuales puede filtrarse más agua; y así, se continúa produciendo hidrógeno con roca nueva.

El hidrógeno es la fuente de alimento más básica para la vida. Algunas bacterias encontradas en “Lost City” combinan hidrógeno con dióxido de carbono que son disueltos en el agua para brindarles energía, y como consecuencia se produce metano. Los autores del estudio del descubrimiento de hidrógeno calculan que efectivamente  el medio ambiente de Encelado podría soportar dichas bacterias.

Así que, en términos generales, Encélado tiene todo lo que la vida necesita: agua, calor y comida. Esto es muy emocionante, pues se confirma que los entornos que pueden soportar vida tal y como la conocemos no se limitan a los de la Tierra. Sin embargo, hay algo de preocupación. Si hubiera vida en Encélado, ésta estaría devorando toda la comida,  y sería muy poco lo que llegaría a la nave espacial. El hidrógeno es como tener pizza gratis. El hecho de que se pueda encontrar pizza gratis en un edificio de una universidad, significa que no hay estudiantes alrededor que se la coman.

La nave espacial Cassini fue lanzada en 1997 para estudiar el Sistema Saturniano. Originalmente estaba destinada a estudiar el planeta en sí, sus lunas, y especialmente su luna Titán. Dicha luna, es particularmente interesante pues cuenta con una atmósfera, mientras que las otras lunas no. Ahora, la NASA tiene una nueva misión en estado de diseño, llamada “The Europa Clipper” , la cual estudiará las lunas de Saturno. El descubrimiento en Encélado probablemente consiga que las personas se entusiasmen aún más con esta misión. Es aquí donde está la esperanza de responder una de las preguntas más fundamentales de la Astrobiología: ¿estamos solos?

Información del Artículo

Editor de Inglés: Gina Riggio
Autor de Inglés: Sanjoy Som
Artículo original: Cassini finds molecular hydrogen in the Enceladus plume: Evidence for hydrothermal processes
Fecha de publicación: 14 April 2017

Fuente del foto principal:
By Lyle Tavernier This view of Saturn's moon Enceladus was taken by NASA's Cassini spacecraft. On October 28, 2015, Cassini will make its closest pass directly through the plume jetting out of the moon's south pole. Image credit: NASA/JPL-Caltech https://www.jpl.nasa.gov/edu/images/enceladus.jpg